gototopgototop

Jorge Castro Florez

Usted está aquí : Inicio / Textos y Poemas / TEXTOS

Textos

E-mail Imprimir PDF
.....Mis escritos son parte de la filosofía que me impulsa en el desarrollo de mi obra  plástica.   Hace poco tiempo que he decidido ir  "dando rienda" a la palabra contenida.

.....Haber descubierto que el arte "alimenta" (aunque no necesariamente dé de comer), me indujo a  seguir una veredita llena de sorpresas hacia el mundo de las artes. Como consecuencia, desde los años 70, me dediqué exclusivamente  a la escultura.  

.....El tortuoso periplo que hilvanó mi vida,  cuando sobrevivir suponía  "pasar a través de los silencios y de las sombras", paradójicamente me enriqueció enormemente.

.....En las artes plásticas encontré el  lenguaje  que me permitió expresarme con  soltura,  gracias  al apoyo íntimo de la palabra.  Anteriormente había vivido un romance con "Euterpe" y otras Musas, con quienes sigo manteniendo  relaciones puramente epistolares.

.....No soy  escritor, simplemente un "indiano", con las alforjas repletas de "riquezas" que deseo compartir, contándolas o modelándolas.
                                                                                                      
                                                                                                      Jorge Castro Flórez

detalle  de la obra -el desorden de las ideas  Detalle de la obra "EL DESORDEN DE LAS IDEAS" 

Camino

E-mail Imprimir PDF


 
    
.....Los caprichos de la memoria le situaban en los lugares más disparatados. Extrajo del séptimo sótano un montón de olores, mezclados con innumerables cosas sin sentido; como una enorme palada en un maduro y humeante basural. Pacientemente trató de emparejar todo aquello, asociando  los olores con recuerdos que también afloraban de forma involuntaria. De esa manera modeló retales de su pasado y al unirlos, haciendolos coincidir con precisión, confeccionó una hermosa manta con la que trató de cubrir aquel período.  


.....Ya con pie decidido sobre el incierto camino del futuro, una añorada mano posó  sobre sus hombros la agujereada capa sideral, al tiempo que adivinaba calor sobre su mejilla.

.....Y lloró, lloró durante un tiempo sin medida, dejando que las lágrimas secas, con tintes  amaranto, formaran una rígida coraza hasta proteger, por completo, aquella feliz ternura, fruto  del amor que ella le había entregado
... Y dejó la manta al borde del camino.

                                                                                                           
detalle ventanas